Gastronomía

Una de las admiradas del mundo

Cocina: combinations of ingredients that are part of the gastronomy still popular today may seem revolutionary, as the tendency of twinning ingredients from the sea and mountains.

Entrantes: snails, "rovellons" (kind of mushroom), "pa amb tómaquet" (bred with tomato)...

Primeros platos: escudella con carne de olla, "calçots", canelones...

Platos principales: Botifarra con judías, "fricandó" de tenerna, "trinxat" de la Cerdanya...

Postres: Crema Catalana, pa de pessic (bizcocho muy esponjoso), postre de músico...

El culto a los productos del mar y de la tierra y la riqueza y la originalidad del recetario tradicional han sido el terreno abonado sobre el cual la cocina catalana se ha convertido, en los últimos años, en una de las más admiradas del planeta.

Las Tapas

Para disfrutar de un día español auténtico, además de disfrutar de una buena siesta se ha de ir de tapas: pequeños platos deliciosos entre las comidas.

La leyenda cuenta que las tapas se originaron cuando el rey de Castilla Alfonso el Sabio se recuperó de una enfermedad por el consumo de vino y por comer en platos pequeños entre comidas.

No pasó mucho tiempo para que los emprendedores calculasen que si el pan lo cubría con deliciosos ingredientes, los clientes consumían más. Rápidamente, las tapas se convirtieron en algo tan importante como el vino que se servia originariamente. Posteriormente algunos hechos históricos empujaron la iniciativa de servir tapas más variadas a lo largo de todo el territorio español.

Las tapas originales eran simplemente rebanadas de pan, los clientes en las tabernas andaluzas utilizaban los platitos para cubrir las copas entre sorbo y sorbo, una práctica medida para evitar que las moscas, atraídas por el olor dulce del vino, entraran en el vaso. Tapa deriva del verbo tapar, cubrir.

La gastronomía catalana

Creatividad, ingenio y atrevimiento son términos que se emplean a menudo para describir a los chefs catalanes de vanguardia. Estas mismas palabras sirven para calificar muchas de las combinaciones de ingredientes que forman parte de la cocina popular y que hoy aún pueden parecer revolucionarias, como es la tendencia ampurdanesa de hermanar los ingredientes del mar y la montaña.

Cocinas tan diversas como la de los campesinos, la de los marineros o la de los señores burgueses se han ido mezclando en Cataluña, donde no es extraño encontrar platos llegados de fuera que se han ido popularizando de forma natural.

En la gastronomía catalana destacan las salsas como el "all-i-oli" y el "romesco", entrantes como los caracoles, los buñuelos de bacalao, los embutidos como el fuet, la butifarra y la longaniza, el conocido "pa amb tomàquet", los rovellones y la escalivada; primero platos cómo la escudella i carn d'olla, habas a la catalana, calçots, trinxat o fideos a la cazuela; segundos platos como la butifarra con alubias, "mar i muntanya", fricandó o el cap-i-pota. Los postres como la crema catalana, el mel i mató, postre de músico (mezcla de frutos secos, con moscatel).